Administración de conflictos laborales
La negociación colectiva en Colombia


INTRODUCCIÓN GENERAL

BASE METODOLOGICA

PREAMBULO DE LOS AUTORES

Cuando en el año de 1990 vio la luz la primera edición de esta obra considerábamos que el proceso de negociación colectiva necesitaba fortalecerse y profesionalizarse buscando que la improvisación en su manejo fuera desapareciendo y que con ello las partes lograran mejorar la calidad de sus relaciones laborales.

En algunos aspectos podemos decir que se ha avanzado, la legislación sobre negociación colectiva contenida en la Ley 50 de 1990 fue un adelanto en cuanto volver más ágiles los procesos negociadores, pero de todas formas muchas de las observaciones que hicimos en su momento siguen vigentes: la validez o no de la politización de los procesos negociadores, las presiones ejercidas por cualquiera de las partes, la debilidad de algunas empresas estatales al enfrentar los conflictos sigue siendo patente y sobre ello deben centrarse los esfuerzos para mejorar las condiciones de negociación.

Tener la fortuna de ser testigos de un cambio de siglo es un reto grande y con esta obra buscamos contribuir a que el tema de la negociación colectiva no siga siendo un mito o tabú para gran parte de los empresarios y los trabajadores. En una situación de crisis, como la que vive Colombia, la negociación colectiva debe convertirse en una herramienta de desarrollo y de paz.

El reto sigue vigente y la labor de armonización de las normas con las realidades económicas y sociales debe seguir avanzando.

LAS RELACIONES INDUSTRIALES: UN SISTEMA
Las modernas tesis de investigación que definen un sistema como el juego de interacciones entre los miembros de la sociedad se convierte en la metodología de esta investigación, trasladándola al estudio y comprensión de las relaciones laborales. Ella nos permite comprender dentro de un contexto histórico, social y económico su evolución y proyecciones y así mismo nos permitirá aventurarnos a plantear iniciativas innovadoras y creativas, con el fin de adecuar las relaciones industriales a las necesidades del país.

La nueva edición de esta obra no pretende ser un tratado de derecho laboral colectivo colombiano, sino un aporte al conocimiento y comprensión de la negociación colectiva (NC), de sus aspectos positivos y negativos, la aborda y analiza como un subsistema de las relaciones industriales. Ello ayudara a entender la evolución del manejo de las relaciones laborales en el país y sus perspectivas para el nuevo milenio.

En las relaciones de trabajo deben analizarse sus protagonistas: los patronos, los trabajadores y el Estado; desenvolviéndose dentro de variados parámetros: políticos, culturales, legislativos, económicos y tecnológicos. De estos elementos surgen comportamientos y actitudes que retroalimentan el sistema, se trata de un proceso dinámico y cambiante que sirve para pronosticar, prever y manejar sus cambios.

LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA: UN SUBSISTEMA
Como ya se enunció, es necesario comprender y estudiar la negociación colectiva (NC) como parte de la actividad administrativa normal de la empresa así como el resultado de relaciones laborales claramente reglamentadas por la ley. Para ello se analizaran sus aspectos formales y prácticos y a partir de esas situaciones formularemos propuestas para mejorarla, resolviendo las prevenciones que existen y buscando ubicarla dentro de la vida laboral de las empresas como un proceso administrativo normal y claramente definido.

En Colombia, tanto para los administradores como para los sindicatos, las empresas han sido y son "gallinas de huevos de oro". Por un lado, empresas con afán de rápida ganancia, atenidas a las protecciones arancelarias que les pueda dar el Estado ante la competencia de productos extranjeros, sin interés en modernizar sus procesos y racionalizar costos; por el otro, sindicatos que consideran que los recursos de las empresas son inagotables y que se perpetúan para aquellos que laboran en las mismas.

En muchas ocasiones, ambos estamentos atentan contra las Organización Empresarial: unos con peticiones desmedidas y otros con concesiones irresponsables.

Muchas de estas situaciones son conocidas (Colpuertos, Ferrocarriles Nacionales, Ecopetrol, Caja Agraria, solo para mencionar algunas de las más publicitadas) así como algunas empresas privadas donde las partes se culpan mutuamente por su fracaso y quiebra.

Hechos como la falta de profesionalismo, no contar con herramientas y técnicas de negociación han coadyuvado a los fracasos de las empresas, causando daños irreparables para la economía y los trabajadores. En algunos casos las NC en entidades del sector público no afectan únicamente a la entidad involucrada en el proceso, sino que sus "conquistas" han trascendido el terreno meramente interno y afectan a la sociedad en su conjunto. La situación que hoy viven algunas empresas en que sus concesiones laborales las hacen "inviables económicamente" hace que el Estado tenga que recargar sus obligaciones a toda la ciudadanía para mantenerlas a flote y para garantizar las conquistas laborales en muchos casos estamos comprometiendo el principio de convivencia ciudadana del "bien general debe primar sobre el general" por la del "bien particular primando sobre el general".

El alcance de la Negociación Colectiva

La negociación colectiva es un proceso en el que las partes buscan hacer valer sus opiniones y lograr algún tipo de beneficio, esta es una situación normal y así debe entenderse, el hecho de la presentación de un pliego de peticiones no debe tomarse como una "ofensa contra el administrador de turno" sino que es y debe considerarse como un proceso administrativo enteramente normal.

De las relaciones generadas por la negociación

La negociación es un generador de resultados, comportamientos así como una de búsqueda de parámetros para el manejo de las relaciones laborales y así debe entenderse. Toda negociación puede enmarcarse dentro de la búsqueda de comportamientos y creación de relaciones, siendo estas:

1. De colaboración: Las partes comprometidas en la negociación son conscientes que deben llegar a acuerdos benéficos para ambas partes.
2. De consenso: A pesar de ser disímiles las posiciones de los actores, hay conciencia de que cada uno debe ceder en sus aspiraciones con el fin de lograr mutuos beneficios.
3. De conflicto: Las peticiones o posiciones de las partes son radicalmente enfrentadas, y únicamente puede imponerse una de ellas.

Cuando se revisan los comportamientos resultantes de los procesos de negociación en Colombia, encontramos que en el país hay una tendencia muy generalizada a especializarnos en la teoría del conflicto mas que en la cultura de la colaboración y el consenso, desconocemos los mecanismos para realizar la "mezcla" ideal de actitudes para lograr buenos resultados y elementos de convivencia civilizada. Esta tendencia debe cambiar y para ello es importante agregar profesionalismo, capacitación y preparación técnica en el manejo de las relaciones colectivas trabajo.

DEL CONFLICTO LABORAL

En Colombia partiendo de las definiciones legales dadas a la negociación laboral que la califican de conflicto colectivo, hemos tendido a creer que este proceso de interrelación se enmarca dentro del concepto de enfrentamiento de tesis incompatibles. Cada una de las partes tiene un campo de acción y ninguna de ellas quiere ceder ante las posiciones son asumidas por la contraparte. Guillermo González Charry, en su obra Derecho colectivo de trabajo se refiere al "conflicto" de la siguiente manera:


Esta palabra suscita la idea de choque, controversia o enfrentamiento. Pero también la idea del camino obvio para arreglar dificultades o inconvenientes. Según la Real Academia significa lo más recio de un combate, combate y angustia de ánimo, o apuro, situación desgraciada y de difícil salida. Tiene, pues, un sentido doble en el campo laboral de pugna y de arreglo. . . Las nociones individuales desaparecen y ceden el campo a una más amplia y compleja: la del problema o conflicto entre el capital y el trabajo". (el subrayado es nuestro)

Pero una cosa es la interpretación del contenido de una palabra y otra el efecto real que la misma produce. La visión de acuerdo no es clara. El conflicto es un enfrentamiento del cual tiene que salir un ganador. Pero las relaciones de trabajo deben analizarse desde un punto de vista dinámico, sin olvidar un aspecto muy importante: los actores que intervienen en el proceso son interdependientes, o sea, el uno no puede existir sin el otro.

Hay que sustituir la preparación para la guerra por la de un diálogo creativo, que conduzca a la convivencia civilizada, a la solución pacífica de los antagonismos que surgen de manera natural en el campo de las relaciones laborales y que se reflejan en la negociación colectiva.

Llegar a relaciones con esta calidad, que sin duda mejoran la calidad del clima laboral, no es fácil. Ello implica la toma de conciencia de su importancia así como la profesionalización de ambas partes mediante el desarrollo de actitudes adecuadas.

 

ENFOQUE DEL ESTUDIO

El tema de la negociación laboral, visto integralmente, es casi desconocido y poco estudiado. Desde la primera edición de este estudio manifestábamos que no conocíamos en Colombia publicación que contemple la negociación colectiva como un campo de estudio interdisciplinario. Ha sido habitual darle un tratamiento encasillado a lo legal y a lo psicológico. Estos enfoques no son suficientes para manejar el proceso de manera adecuada y racional. Siendo dicha parcelación la causa de algunos de los problemas que dificultan y entorpecen el éxito de la negociación.
Preocupados por esto y convencidos que la negociación colectiva debe reenfocarse, ubicándola dentro del contexto de un subsistema de relaciones industriales, consideramos debe dársele un enfoque globalizante, que le permita cumplir con su misión como instrumento de participación en la toma de decisiones dentro de la organización, es que hemos realizado este estudio, encaminado a desmitificar el tema de la negociación colectiva en Colombia.

Para cumplir este objetivo se realizo una extensa consulta de documentos, archivos, análisis de legislación y jurisprudencia laboral, entrevistas con dirigentes sindicales, gremiales, empresariales, funcionarios del Ministerio del Trabajo, asesores, abogados laborales, profesores universitarios, negociadores sindicales y patronales, de los cuales se hará referencia en la obra, que permiten ampliar la visión del tema y presentar nuevos conceptos sobre el tema.

Contenido de la Obra

Algunos de los puntos que trataremos en esta obra y sobre los cuales buscaremos dar respuestas se señalan a continuación:

  • ¿Qué es la negociación colectiva: su naturaleza, su filosofía y proceso, su importancia para el empresario colombiano, el sindicalismo, para el consumidor y el usuario y para la economía en general?
  • ¿Qué aspectos contiene un pliego de peticiones y una convención colectiva?
  • ¿Cuál ha sido la evolución de esta práctica administrativa y sus implicaciones en el nivel político, legal, administrativo, económico y social en Colombia?
  • ¿Cómo llevar a cabo de manera profesional el proceso de la negociación colectiva de acuerdo con la Ley 50 de 1991 y demás disposiciones del Código Sustantivo del Trabajo?
  • ¿Cuáles son los principales problemas inherentes a la negociación colectiva en Colombia?
  • ¿Cuáles son los objetivos de los negociadores representantes del sindicato y de la administración?
  • ¿Cuál debe ser el alcance de las funciones de los asesores laborales en la negociación de un pliego de peticiones, y qué responsabilidad tienen?
  • ¿Cómo perciben los empresarios colombianos sus sindicatos: agentes de desarrollo u obstáculo al mismo?
  • ¿Será conveniente legislar sobre la responsabilidad civil de los sindicatos en Colombia?
  • ¿En qué consiste y qué tan legítima es la politización del sindicalismo Colombia?
  • ¿Qué tan conveniente sería acabar con la modalidad del pacto colectivo en la legislación laboral vigente?
  • A la luz de la evolución de la práctica de la negociación colectiva en Colombia ¿Qué se puede avizorar para el futuro en este campo?
  • ¿Qué tan deseada, conveniente y oportuna es la intervención del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social en el proceso de la negociación?
  • ¿Qué aplicación tienen en Colombia los convenios 87 de 1948, de la OIT, sobre la libertad sindical, la protección del derecho de sindicalización para los funcionarios del sector público y el convenio No 98 de 1949 relativo a la aplicación de los principios del derecho de la sindicalización y de negociación colectiva para los funcionarios "engaged in the administration of the State" (encargados de la administración del Estado)?
  • ¿Sería conveniente permitir la huelga en el sector público en lugar de la modalidad del arbitraje obligatorio?
  • ¿Sería conveniente seguir con la modalidad del "contrapliego" o denuncia patronal en la legislación laboral?
  • ¿Qué manejo debe darse a los temas de las negociaciones sectoriales?
  • Finalmente, ¿qué tan conveniente es sustituir la intervención mediadora del Ministerio de Trabajo por un cuerpo especializado de carácter privado compuesto por personas idóneas tanto del sindicalismo, empresarios y académicos, con el fin de liberar recursos tanto económicos como humanos que permitan al Ministerio cumplir funciones de planeación y control en materia laboral como existe en gran parte del mundo?

A quien se dirige esta obra.

Como se mencionaba en nuestra primera edición, esta obra está dirigida a todas aquellas personas, entidades, y sectores económicos involucrados directa o indirectamente en el proceso laboral colombiano. Será de gran utilidad para los empresarios y sus representantes, en la medida en que les permitirá adquirir y actualizar conocimientos, enfocar la negociación colectiva como una práctica administrativa dentro del sistema de relaciones industriales, familiarizarse con las técnicas y herramientas requeridas para el desarrollo exitoso de la actividad, conocer experiencias positivas y negativas de estos procesos, para cualificar las decisiones en sus respectivas organizaciones.

  • Para el abogado que trajina en el campo de las relaciones laborales, esta obra busca complementar conocimientos de su formación jurídica, con ciencias tanto sociales como económicas, que le permitirán hacer uso de elementos y herramientas modernas para la evaluación de los costos laborales, el entendimiento del comportamiento humano y con ello poder complementar las decisiones legales.
  • Para el sector sindical y sus dirigentes es una invitación a modernizarse, conocer y evaluar las implicaciones de sus decisiones en un ámbito global, con el fin de convertirse en agente de desarrollo y copartícipe del progreso en cuanto se constituya en actor principal de la mejoría de las condiciones socioeconómicas y profesionales de su labor.
  • Para el Gobierno y los dirigentes políticos, a fin de establecer unas metas de reordenación de un sector que se ha quedado con normas obsoletas, ávido de cambios sustanciales, de modernización y agilización de procedimientos, de descongestión de la justicia laboral. Es necesaria una definición de criterios administrativos en contra de criterios de conflicto que hoy imperan. El Ministerio del Trabajo debe aprovechar la coyuntura que esta viviendo para pasar de "convidado de piedra" en las relaciones laborales, a cumplir un papel real de planificador y evaluador de políticas de empleo y de mejoramiento de las condiciones de trabajo.
  • Para el Gobierno, como principal empleador del país, pues da a conocer los sistemas modernos de manejo de las relaciones laborales, de negociación y de como debe administrarse una convención colectiva. Ya existen algunos ensayos exitosos en el campo público, pero es necesario multiplicarlos. Debemos acabar con la imagen del Estado ineficiente y conflictivo que todos los ciudadanos tienen, para convertirlo en el motor del desarrollo. Para ese mismo Estado empleador es necesario, mediante las negociaciones colectivas, definir pautas sobre la estabilidad de sus trabajadores, definir racionalmente los alcances de las convenciones que se firman para evitar su violación. Todo lo anterior, enmarcado dentro de los procesos de descentralización y autogestión descentralizada que empieza a vivir el país.
  • Para los asesores en el tema laboral con el fin de abrir la discusión sobre el tema y plantear las inquietudes de cómo manejar eficientemente este tipo de procesos.
 

“HACIA UNA ORGANIZACIÓN VITAL”

Sarkis Consultores Ltda - cife
sarkis@empresario.com.co
Carrera 8 A No. 80 – 54 Suite 305
Teléfono: (571) 2101534 – (571) 2587587
Celular: (315) 3476837 Fax: (571) 2120196
Bogotá D.C. – Colombia, Suramérica


 
reseña | quienes somos | gestion humana | organización vital | seminarios | negociación
masc
| humanware | curriculum | clientes | publicaciones | contáctenos | inicio
 
Para conocer las Condiciones de Uso y Marco Legal por favor haga clic aquí
Copyright © Cámara de Comercio de Bogotá.
Esta página ha sido diseñada y se ve mejor en 800x600. Todos los derechos reservados.